Lucha contra el «robo de servicio de TV Paga Satelital Free-To-Air» como un delito cibernético.

El robo del servicio de TV Paga Satelital free-to-air (FTA; libre acceso) causa pérdidas asombrosas en todo el mundo. Sólo en los países de habla hispana y portuguesa de América del Sur, el foco geográfico de este documento, se estima que los gobiernos pierden más de $240 millones anuales en impuestos y tasas no cobrados. El robo de servicio FTA también perjudica sustancialmente a toda la industria de TV Paga, tanto por satélite como por cable, al retirar a los espectadores del mercado legítimo.
Se estima que las pérdidas en toda la industria para los operadores y programadoras superan los $1.700 millones anuales. De hecho, toda la sociedad se ve afectada, entre otras cosas, por la probable exposición al crimen organizado transnacional y la ciberseguridad debilitada.
El robo de servicio de FTA es una forma de piratería. Es una industria transfronteriza bien organizada que se apropia indebidamente de las palabras de control, o llaves, que desbloquea la programación de TV Paga satelital y las distribuye a través de enlaces de telecomunicaciones, permitiendo a millones de telespectadores acceder a emisiones privadas mediante el uso de receptores satelitales deshonestos, eufemísticamente llamados dispositivos free-to-air (gratuitos). Estos receptores agradablemente nombrados no están diseñados principalmente para permitir la visualización legítima de transmisiones gratuitas, o sin encriptar, como su nombre lo sugiere. Más bien, su propósito principal es recibir y procesar llaves robadas de los enlaces de telecomunicaciones y, por lo tanto, permitir la interceptación de la transmisión privada, sin compensación para los proveedores legales.

Estos dispositivos se han convertido en sinónimos de esta forma de robo de servicios que, debido a su dependencia de los enlaces de telecomunicaciones, también se conoce como uso compartido de llaves de Internet o uso compartido de llaves satelitaales. El robo de servicios de FTA es audaz. Los fabricantes y vendedores de dispositivos FTA no autorizados anuncian abiertamente las capacidades de robo de servicios que ofrecen sus receptores. En sus sitios web, las empresas de servicios de FTA hacen alarde de su acceso a la programación de los operadores de TV Paga, afirman la superioridad de sus servicios sobre los de sus rivales, planes de postpago y métodos de pago, y ofrecen consejos de soporte al cliente. Al igual que en los negocios legítimos, los sitios de redes sociales globales se aprovechan para mantenerse en contacto con los clientes.
La lucha contra el robo de servicio de FTA puede tomar varios enfoques. Por ejemplo, Uruguay prohíbe los receptores satelitales no autorizados y, dentro de su ley de propiedad intelectual, tipifica como delito los actos que, entre otras cosas, eluden la protección técnica del titular de los derechos. Otras posibilidades son atacarlo como el robo de electricidad o como infracción de la propiedad intelectual, aparte de cualquier consideración de elusión de la protección técnica.
En este documento se argumenta que hay una estrategia adicional: combatir el robo de servicios FTA como un delito cibernético no relacionado con la propiedad intelectual. El término ciberdelito no relacionado con la propiedad intelectual es la abreviatura de un ciberdelito que puede implicar el robo de propiedad intelectual, pero que no depende de la prueba de una infracción. De hecho, la infracción es irrelevante para el enjuiciamiento penal…

El robo de servicios FTA es inequívocamente un delito cibernético no relacionado con la propiedad intelectual. Específicamente, en esta forma de robo, los autores:

  • Aprovechar el acceso no autorizado a los sistemas de radiodifusión y, al interferir con el procesamiento normal de datos de los sistemas, eludir la seguridad del sistema;
  • A través de esa interferencia, obtener el control del flujo de llaves de desencriptación, a fin de distribuirlo por los servidores a través de enlaces de telecomunicaciones a los receptores satelitales no autorizados de sus clientes; y
  • De este modo, permitirán a los receptores de sus clientes interceptar las comunicaciones privadas de las emisoras de TV Paga para ver su programación a través de un acceso no autorizado a los sistemas de las emisoras,

El Sr. Cardillo ha trabajado como investigador y escritor en los sectores público y privado, incluso en América Latina. Tiene una Maestría en Derecho y Diplomacia de The Fletcher School of Law & Diplomacy en Tufts University. Leer el artículo completo acá.

Share this!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *