5to Seminario Internacional sobre la Lucha contra la Piratería de Contenido Audiovisual

La Alianza contra la Piratería de Televisión de Pago (ALIANZA) organizó un seminario en el departamento de Salto para abordar el problema de los contenidos ilegales que afecta a los gobiernos, empresas de entretenimiento y usuarios.

9 de Mayo, 2019 – Se celebró un nuevo seminario contra la piratería organizado por la Alianza contra la Piratería de Televisión de Pago (ALIANZA) en el departamento de Salto con la presencia de expertos nacionales e internacionales.

Marta Ochoa, Directora Ejecutiva de ALIANZA para América Latina; Hernán Racciatti, Experto en Seguridad de la Información y Director de SIClabs Consultants; Diego Dabrio, Responsable de Protección de Contenido Global de LaLiga (España) y Jorge Bacaloni, Consejero y Jefe de Antipiratería de Turner Argentina, estuvieron presentes en el «5to Seminario Internacional sobre la Lucha contra la Piratería de Contenido Audiovisual».

En primer lugar, el Director Ejecutivo de ALIANZA señaló que el 70% de los usuarios de Internet no reconoce la piratería como una práctica negativa y, por lo tanto, el 50% de la población en América Latina usa sitios en línea que proporcionan contenido ilegal protegido por derechos de autor. Actualmente se estima que 110 millones de personas acceden a contenido ilegal en América del Sur.

«Uno de los principales desafíos es la disponibilidad de contenido audiovisual pirata en plataformas legales de Internet, que de alguna manera los legitima a los ojos de los usuarios», dijo.

Además, reveló que la piratería afecta a la economía, ya que representa «una pérdida anual de USD 1400 millones en impuestos no recaudados para los países de América Latina y USD 6500 millones para la industria en general». Al mismo tiempo, ha recortado 50,000 empleos debido a la reducción en el número de suscriptores de TV paga.

Finalmente, enfatizó la «vulnerabilidad» de la seguridad de la información de los usuarios de Internet, dada la gran cantidad de personas que proporcionan sus datos personales en sitios ilegales. «Cuando las personas instalan una aplicación pirata y miran un juego o una película, abren las puertas de sus hogares, su mundo virtual, donde probablemente tienen fotos de su familia, números de teléfono, direcciones, números de tarjetas de crédito, todo tipo de información a lo que el pirata tiene acceso. Ese es el precio muy alto que paga por acceder a sitios ilegales», dijo Ochoa.

En segundo lugar, Bacaloni dijo que el gran desafío que enfrenta la industria del entretenimiento audiovisual es desarrollar estrategias efectivas contra la piratería en línea. «En los últimos años, la industria ha madurado en términos de su comportamiento hacia las amenazas comunes. Nuestra industria ha construido un frente unido en la lucha contra la piratería, hemos creado un entorno donde no hay competidores o contrapartes, sino socios estratégicos. Nuestra misión es traer a los sectores públicos a bordo para compartir nuestras experiencias y necesidades y crear sinergias. Su colaboración es esencial en la lucha contra este flagelo que afecta a todos», dijo.

Racciatti explicó que la piratería es «un ecosistema» que involucra a varios agentes. «No hay un solo participante. Hay una red de actores detrás de escena y cada uno de ellos juega un papel bien definido. Es bastante común que quien genere el malware no sea el mismo agente que lo distribuye, generalmente es un servicio que se brinda y los involucrados pueden extenderse a diferentes países del mundo, lo que hace que sea muy difícil controlar estas acciones ilícitas», dijo.

Diego Dabrio, de LaLiga (España), participó en el panel internacional. Discutió el problema de la transmisión ilegal de contenidos de fútbol y presentó la estrategia antipiratería de LaLiga y varias historias de éxito. «La piratería es un delito y todos en LaLiga estamos firmemente comprometidos a combatirla. En este sentido, hemos realizado esfuerzos significativos tanto humanos como tecnológicos. Además, trabajamos mano a mano con nuestros socios (licenciatarios) para erradicar este terrible flagelo que afecta a la industria del entretenimiento, que es un motor económico del que dependen tantas personas, ya sea directa o indirectamente. El fútbol, como todo contenido en vivo, es el eslabón más débil de la cadena y necesita marcos legales y regulatorios que brinden mecanismos de protección efectivos en tiempo real».

Diego Fernández, socio en IP, TI y Privacidad de la firma de abogados argentina Marval, O’Farrell & Mairal también estuvo presente. Fernández enfatizó que las medidas destinadas a bloquear el contenido pirata que se transmite en vivo en línea no afectan la neutralidad de la red, que es algo que generalmente se malinterpreta debido a la falta de conocimiento. El bloqueo de contenido que infringe los derechos de transmisión de los titulares de derechos tiene una base legal sólida y no afecta los derechos de terceros.

El Dr. Alejandro Alterwain, bufete de abogados FERRERE, se encargó de analizar la legislación pertinente vigente. Explicó el marco legal aplicable a los servicios de IPTV en Uruguay (dispositivos utilizados con una conexión a Internet que ofrecen acceso a canales de televisión pagados a través de su propio sitio web o mediante una aplicación), y explicó las regulaciones que penalizan dicha actividad y los aspectos prácticos a tener en cuenta.

Para cerrar el evento, hubo un panel de discusión con funcionarios de la Dirección Nacional de Aduanas, la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (URSEC), la Asociación Nacional de Broadcasters Uruguayos (ANDEBU), la Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados (CUTA) y la Firma de Abogados Marval , la firma de abogados más importante de Argentina.

Washington Melo, representante de CUTA, habló brevemente sobre los efectos negativos de la piratería en línea en la industria uruguaya. «Esto comenzó como algo menor, pero creció exponencialmente. Muchos pensarán que las compañías de cable siempre se quejan, pero tenemos nuestras espaldas a la pared en este sentido. Perdemos suscriptores y los proveedores de contenido demandan cada vez más», explicó.

Nicolás Cendoya, representante de URSEC, dijo que la organización está comprometida a «participar en las discusiones para avanzar con un marco regulatorio que brinde las respuestas tecnológicas y legales necesarias para abordar el problema de la piratería en línea».

 

Share this!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *